Los políticos de hoy y la ley electoral

by | jul. 15, 2019 | Opinió

En tiempos de la Transición los políticos españoles tenían más comprensión, más tolerancia y más capacidad de pactar, y lo demostraron materializando la ley de partidos (incluido el comunista) y creando la Ley de leyes. Muchos de ellos hacían unos discursos parlamentarios con enjundia, con estilo, dignos de ser escuchados. Se notaba que eran mas cultos y a menudo no leían sus alegatos.

 

Hoy en día las cosas han cambiado. La mayoría leen sus discursos y las réplicas. No digo que no tengan carreras universitarias, no, pero la cultura se adquiere leyendo mucho y escuchando mas. Después de acabar la carrera se apuntan a un partido político y a vivir, si tienen suerte y paciencia; tienen poco bagaje socioeconómico y poca capacidad de pacto.  Existen multitud de partidos parecidos, cada uno sigue a un líder y no se comprenden entre ellos. No les preocupan demasiado sus representados, hacen lo que decide el líder o  unos pocos. Ceden pocas veces y a menudo se cambian de siglas, con lo cual  el electorado se confunde a la hora de votar o intentan que se confunda, p. ej. Convergencia, Unió, Convergencia i Unió, Convergents, PDCat, Junts pel Si, Junts per Catalunya, La Crida, etc. 

 

Por otra parte, algunos son incapaces de llegar a acuerdos, transigen poco y cada partido va a lo suyo. Ejemplos de lo que digo se puede ver en las Autonomías de Murcia y Madrid, en las que los tres partidos de derechas son incompetentes para acordar sus gobiernos. Algo similar pasa con el PSOE y UNIDAS PODEMOS (solo mujeres?), que se pelean por carteras y no por contenidos políticos. Lo mismo pasa con ERC y JxCAT en Cataluña. Si cada uno tira por su lado no llegaremos nunca a acuerdos. Por ello, porque hay muchos partidos con ideologías cercanas, los votos quedan demasiado repartidos y a veces no se pueden formar mayorías ni gobiernos, resultando nuevas convocatorias de elecciones que conllevan gastos y parálisis del ejecutivo.

 

Consecuencia de lo anterior es que no suman suficientes votos o escaños para gobernar aunque se alíen diferentes partidos, hayan ganado o no las elecciones. El ejemplo lo tenemos en la alcaldía de Barcelona que fue ganada por ERC pero que gobiernan els Comuns, ayudados por PSC y Valls.  

 

La actual ley electoral no favorece al partido que gana las elecciones, ni en algunas ocasiones al segundo. Supongamos que para gobernar una institución de 25 escaños y 7 partidos sale un resultado como el siguiente: 7, 5, 4, 3, 3, 2, 1.  Si se unen los 5 últimos ganan a los dos primeros.  Consecuentemente, los votantes de los dos primeros partidos se pueden preguntar para qué he votado yo si no sirve para nada. Evidentemente que habría mas problemas para gobernar pues es difícil pactar el día a día si son 5 partidos diferentes, pero eso va incluido en el sueldo.

 

Para solventar este problema en Grecia regalan por ley 50 escaños al partido ganador. Otra solución es hacer una segunda vuelta con los dos partidos ganadores. Y una tercera podría ser que si el primero no saca mayoría absoluta, cosa inverosímil en la actualidad española, se unieran por ley para sumar y gobernar los dos partidos primeros, y si no suman con el tercero. Así darían júbilo democrático a los votantes de los primeros partidos y que fuesen los políticos quienes tendrían que ponerse de acuerdo para gobernar y legislar, es decir, que el pacto estaría obligado por ley. Aunque no es el caso, en Alemania hace años que gobiernan los dos partidos mayoritarios unidos, uno de derechas y otro de izquierdas. Claro que la mentalidad alemana es diferente de la española.

Tomás Munilla León

Vols llegir més…?

“Trànsits – 2”

“Trànsits – 2”

“Se’m fa difícil no estar-me’n de tornar a parla del trànsit de Bellaterra després de descobrir la barrabassada que s’ha fet al Camí Antic de Sant Cugat (o Camí dels Monjos). Per això he titulat aquest article Trànsits-2, seguint l’estela del que vaig escriure fa cosa d’un mes”.

“Quin ha de ser el paper del lector o lectora del futur?”

“Quin ha de ser el paper del lector o lectora del futur?”

Si mirem en quin idioma els ciutadans del nostre país accedeixen als mitjans, podríem dir que a les plataformes al cinema tot, o pràcticament tot, és en castellà. El mateix passa a la televisió i la premsa generalista, mentre que la ràdio és majoritàriament en català, i només en els mitjans de proximitat, impresos, digitals…, és pràcticament tot en català, tant a la Catalunya interior com a les àrees metropolitanes. Aquests mitjans són el nostre tresor a preservar, d’arrelament a la comunitat, d’integració, d’aprenentatge del català, d’informació amb rigor, i un llarg etcètera.

“Torna el pessebre vivent de Bellaterra”

“Torna el pessebre vivent de Bellaterra”

Article d’opinió d’Ignasi Roda. “Com es fan les tradicions? – Les tradicions?, pot dir algú o més d’algun amb to d’estranyesa, -Les tradicions no es fan, hi són i prou. Venen de lluny, per això son tradicions-. I potser, i en certa manera no estan errats del tot”.

0 Comentaris

0 Comments

Leave a Reply

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Rep les notícies de BellaterraDiari al teu correu

Gràcies per subscriure't al butlletí de BellaterraDiari!

%d bloggers like this: