“Paz popular con Ucrania”

by | abr. 22, 2022 | Opinió

Hace más o menos dos años, durante el confinamiento del 2020, la gente de España e Italia salía a los balcones y ventanas o se reunía en las calles para quitarse el miedo a la pandemia del coronavirus COVID-19 y aplaudir a los sanitarios por el desarrollo de su esforzado trabajo, que en bastantes ocasiones les llevó a la muerte. Lo primero se realizaba con músicas variadas. En el caso de España se ponía con altavoces la canción “Resistiré” del Dúo Dinámico; en el caso italiano se ponía su himno nacional. En ambas naciones también se cantaba ópera u otras canciones líricas, a veces acompañadas por instrumentos y cantos corales populares. Parecía como una especie de exorcismo y defensa social contra la enfermedad que solidarizaba y unía psicológicamente al vecindario. Y esos actos se solían realizar a una hora determinada (en Barcelona a las 20h) cada día.

Esta guerra fue contra un coronavirus, que mataba personas a diestro y siniestro por todo el mundo. Los virus son parásitos celulares obligados que constan de ácidos nucleicos rodeados por una envoltura proteica; no se les considera seres vivos.

Pero la guerra actual de Rusia contra Ucrania es entre humanos, no hay otros entes que intervengan. Es una locura ver o leer las atrocidades que se llevan a cabo en ella y que favorecen a las industrias armamentista y energética. Por otro lado, dicha guerra perjudica a mucha gente, empezando por los exiliados y reubicados ucranianos, que son acogidos solidariamente por personas e instituciones de otros lugares y terminando por todos los habitantes de Europa, que sufren subidas de toda clase de alimentos y suministros energéticos.  No voy a extenderme sobre quién ha iniciado y quien tiene la culpa de las masacres ocasionadas, puesto que casi todo el mundo lo sabe. Lo que pretendo es concienciar a la sociedad de que esto se pare lo antes posible. Y lo que propongo es hacer algo parecido a lo que ocurrió en la pandemia. Que la gente ponga en sus balcones o ventanas la bandera de Ucrania (vale 6 euros en Amazon), con la palabra PAZ (PEACE), que griten las veces que quieran BASTA YA, PAZ EN UCRANIA, ya sea desde su casa o en las plazas, y que por altavoces caseros suene el Himno de Ucrania, que se puede bajar por Youtube.

Si estas cosas sencillas son seguidas por mucha gente y los medios de comunicación se hacen eco, podrían influir en la decisión final, o por lo menos avergonzar a los causantes, aunque no creo que tengan vergüenza.

Tomàs Munilla<br>
Tomàs Munilla

Biòleg jubilat i veí del Turó de Sant Pau de Bellaterra. Ha estat professor de la UAB durant 40 anys i s’ha dedicat principalment a la biologia i a la zoologia marina. Acumula més de 65 publicacions i 20 congressos i actualment s’interessa pel canvi climàtic i la política en general.

Vols llegir més…?

Agraïment a Jaume Sarramona

Agraïment a Jaume Sarramona

Estic absolutament d’acord amb l’afirmació: Davant d’uns temps d’incertesa, de canvi permanent, una de les fites de l’educació sistemàtica ha de ser la capacitat de superar dificultats, d’adaptació a noves situacions, revisar i adquirir nous coneixements. I tot això demana voluntat, esforç, continuïtat. A banda d’alguns privilegiats que hi pugui haver per naixement o fortuna, la discriminació en la gran massa de ciutadans vindrà donada pels qui saben i poden seguir aprenent i els qui no saben ni saben aprendre.

0 Comentaris

0 Comments

Leave a Reply

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Rep les notícies de BellaterraDiari al teu correu

Gràcies per subscriure't al butlletí de BellaterraDiari!

%d bloggers like this: